Tras un examen de tu capacidad auditiva, tu audiólogo te recomendará la mejor solución personalizada a tu necesidad.